MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 17 de agosto de 2017

COMENTARIOS SOBRE LAS LECTURAS DEL EVANGELIO DEL 17-8-2.017


EL PASO DEL RÍO JORDÁN CON EL ARCA DE LA ALIANZA



Interpretación Espiritual de la lectura del libro de Josué

Dios ha querido que una vez muerto Moisés, que simboliza la naturaleza Divina de Jesús, de la misma manera que Él ha subido a los Cielos, y que prometió que estaría con nosotros hasta el fin del mundo, y ha cumplido esa promesa nombrando a Pedro Jefe de su Santa Iglesia Católica por Él fundada en esa Piedra, y no por un iluminado del tipo de John Smith. En el Libro de Josué, se ve que para confirmar este hecho, Moisés ha delegado sus poder en Josué, y se ha repetido en el Jordán lo que ocurrió en la travesía del Mar Rojo, que simbolizaba la Redención de la Humanidad entera, liberándola de la Esclavitud del Faraón, imagen de Satanás. 

Dios ha querido demostrar después de la purificación del Pueblo en el desierto del Sinaí, que son las malas pasiones heredadas de Adán, para entrar en la Tierra prometida que es su Santa Iglesia, hay que cruzar las aguas del Jordán, río donde sería  bautizado el Redentor, que simboliza también el bautizo de los fieles, que por ese Sacramento se hacen Hijos de Dios y tendrán que luchar en la Iglesia contra todos los Pueblos de Palestina, que son las emboscadas del enemigo es decir las cruces que tendremos que afrontar en nuestra vida para ser verdaderos hijos de Dios, es la lucha contra los tres enemigos de las almas que son Mundo, Demonio y Carne.

El Arca de la Alianza es la alegoría dela Santa Iglesia Católica, ya que contiene el bastón de Moisés que es la Cruz de Cristo; las tablas de la Ley y el maná que es el símbolo de la Sagrada Eucaristía. 

El Jordán que es la barrera natural que existe para pasar de la expiación del Sinaí a la Tierra Prometida que es pasar de ser hijos de esta Tierra a ser Hijos de Dios,  se consigue con el paso del río Jordán, hay que estar en presencia de Josué, y del Arca, que representan al delegado de Moisés, símbolo de la Naturaleza divina de Jesús y el Arca de la Alianza, es decir del Papa y de su Santa Iglesia Católica, que es la que distribuye los Sacramentos que fortalecen el alma para salir vencedora y ser digna del Cielo. 



Josue 3,7-10a.11.13-17.

Entonces el Señor dijo a Josué: "Hoy empezaré a engrandecerte a los ojos de todo Israel, para que sepan que yo estoy contigo como estuve con Moisés. 
Ahora ordena a los sacerdotes que llevan el Arca de la Alianza: 'Cuando lleguen al borde del Jordán, deténganse junto al río'". 
Josué dijo a los israelitas: "Acérquense y escuchen las palabras del Señor, su Dios". 
Y añadió: "En esto conocerán que el Dios viviente está entre ustedes, y que él expulsará delante de ustedes a los cananeos, los hititas, los jivitas, los perizitas, los guirgazitas, los amorreos y los jebuseos: el Arca de la Alianza del Señor de toda la tierra va a cruzar el Jordán delante de ustedes. 
Y apenas los sacerdotes que llevan el Arca del Señor de toda la tierra apoyen sus pies sobre las aguas del Jordán, estas se abrirán, y las aguas que vienen de arriba se detendrán como contenidas por un dique". 
Cuando el pueblo levantó sus carpas para cruzar el Jordán, los sacerdotes que llevaban el Arca de la Alianza iban al frente de él. 
Apenas llegaron al Jordán y sus pies tocaron el borde de las aguas, el Jordán se desborda por sus dos orillas durante todo el tiempo de la cosecha, las aguas detuvieron su curso: las que venían de arriba se amontonaron a una gran distancia, cerca de Adam, la ciudad que está junto a Sartán; y las que bajaban hacia el mar de la Arabá - el mar de la Sal - quedaron completamente cortadas. Así el pueblo cruzó a la altura de Jericó. 

Los sacerdotes que llevaban el Arca de la Alianza del Señor permanecían inmóviles en medio del Jordán, sobre el suelo seco, mientras todo Israel iba pasando por el cauce seco, hasta que todo el pueblo terminó de cruzar el Jordán.



Salmo 114 (113 A),1-2.3-4.5-6.


Cuando Israel salió de Egipto, 
la familia de Jacob, de un pueblo extranjero,
Judá se convirtió en su Santuario, 
la tierra de Israel fue su dominio.

El Mar, al verlos, huyó, 
el Jordán se volvió atrás;
los montes saltaron como carneros 
y las colinas, como corderos.

¿Qué tienes, Mar? ¿Por qué huyes? 
Y tú, Jordán, ¿por qué te vuelves atrás?
Montes, ¿por qué saltan como carneros, 
y ustedes, colinas, como corderos?





El que se entrega totalmente a Dios, es el que se da cuenta que ha sido liberado de la esclavitud del pecado, simbolizado por la salida de Egipto, la mentira huye, que materialmente hablando es el mar que oculta el abismo. El Jordán, que simboliza al bautismo se retira, es decir que permite al creyente poder pasar de ser hijo de la carne y transformarse en Hijo de Dios. Los montes y las colinas que son los Ángeles y los Santos, se llenan de felicidad y de alegría. 



Mateo 18,21-35.19,1.

Se adelantó Pedro y le dijo: "Señor, ¿cuántas veces tendré que perdonar a mi hermano las ofensas que me haga? ¿Hasta siete veces?". Jesús le respondió: "No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Por eso, el Reino de los Cielos se parece a un rey que quiso arreglar las cuentas con sus servidores. 

Comenzada la tarea, le presentaron a uno que debía diez mil talentos. Como no podía pagar, el rey mandó que fuera vendido junto con su mujer, sus hijos y todo lo que tenía, para saldar la deuda. El servidor se arrojó a sus pies, diciéndole: "Señor, dame un plazo y te pagaré todo". El rey se compadeció, lo dejó ir y, además, le perdonó la deuda. 

Al salir, este servidor encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, tomándolo del cuello hasta ahogarlo, le dijo: 'Págame lo que me debes'. 
El otro se arrojó a sus pies y le suplicó: 'Dame un plazo y te pagaré la deuda'. Pero él no quiso, sino que lo hizo poner en la cárcel hasta que pagara lo que debía. Los demás servidores, al ver lo que había sucedido, se apenaron mucho y fueron a contarlo a su señor. 
Este lo mandó llamar y le dijo: '¡Miserable! Me suplicaste, y te perdoné la deuda. 
¿No debías también tú tener compasión de tu compañero, como yo me compadecí de ti?'. E indignado, el rey lo entregó en manos de los verdugos hasta que pagara todo lo que debíaLo mismo hará también mi Padre celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos". 
Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, dejó la Galilea y fue al territorio de Judea, más allá del Jordán. 

En esta Parábola está resumido un hecho importantísimo: En el día del Juicio, Dios tratará a cada cual de la misma manera que trató a los demás, y juzgará de una manera inversamente proporcional a los que se han entregado al mundo y se han olvidado de Dios. 

El misericordioso obtendrá misericordia.
El bondadoso obtendrá bondad
El de corazón puro, verá a Dios que es la verdadera e infinita Pureza.
El que ha amado a su semejante que ve, amará a Dios que no ve, poseyendo la Vida Eterna.
El mentiroso se unirá con el que es el padre de la mentira: Satanás.
El que se ha avergonzado de ser seguidor de Jesús, Jesús se avergonzará de él ante su Padre.


El humilde será ensalzado
El soberbio será humillado
El pobre de Espíritu en el mundo finito, será Rico en Dios en el Reino infinito de riqueza y belleza.
El que ha triunfado en este mundo, fracasará en el Cielo
El que ha fracasado en la Tierra, triunfará en el Reino de Dios.
El que ha sido despreciado en este mundo por ser fiel a Dios, será ensalzado por ese mismo Dios para toda la Eternidad.







miércoles, 16 de agosto de 2017

REFLEXIONES SOBRE LAS LECTURAS DE LA MISA DEL 16/8/2.017




MOISÉS ES EL MÁS GRANDE DE LOS PROFETAS PORQUE ES
LA PREFIGURA DE JESÚS


De la misma manera que Moisés con su bastón, abrió las aguas del Mar Rojo para permitir el paso de los Israelitas a la Tierra Prometida, Jesús el divino Redentor, con su Cruz,  abrió el paso a los hijos de Dios para alcanzar la Vida eterna que es la Tierra Prometida a los creyentes.
Satanás intentó, por todos los medios a su alcance, como el Faraón que esto sucediera y quiso aniquilar a los israelitas con su potente caballería, para castigarlos y volver a esclavizarlos, pero fueron aniquilados y ahogados en el mar.
de la misma manera, Satanás Príncipe de este mundo, presenta constantemente dura batalla para impedir que lleguemos a la meta, Pero Jesús después de abrir el mar que simboliza las mentiras de este mundo, insalvables para las almas, hace volver la mentira a su sitio, para sumergir en ella a Satanás que es su medio natural, en donde quedará sepultado para toda la eternidad.



Deuteronomio 34,1-12.

Moisés subió de las estepas de Moab al monte Nebo, a la cima del Pisgá, frente a Jericó, y el Señor le mostró todo el país: Galaad hasta Dan, todo Neftalí, el territorio de Efraím y Manasés, todo el territorio de Judá hasta el mar Occidental, el Négueb, el Distrito y el valle de Jericó - la Ciudad de las Palmeras - hasta Soar. 
Y el Señor le dijo: "Esta es la tierra que prometí con juramento a Abraham, a Isaac y a Jacob, cuando les dije: "Yo se la daré a tus descendientes". Te he dejado verla con tus propios ojos, pero tú no entrarás en ella". 
Allí murió Moisés, el servidor del Señor, en territorio de Moab, como el Señor lo había dispuesto. 
El mismo lo enterró en el Valle, en el país de Moab, frente a Bet Peor, y nadie, hasta el día de hoy, conoce el lugar donde fue enterrado. 
Extraño comportamiento del Señor con Moisés, algunos dicen que no entró en la Tierra Prometida porque había pecado contra Dios. Punto que me parece inverosímil, parece más bien que como le ocurrió a Jesús, este dijo que era conveniente que se fuera para que nos mande el Espíritu Santo, que aclarará muchas cosas sobre El, por eso murió, fue sepultado y Resucitó, que es en cierta manera lo que le ocurrió a Moisés, que murió, fue sepultado por el Señor, y nadie sabe donde está porque resucitó como él.
Entonces Jesús dijo: "Por un poco más de tiempo estoy con vosotros; después voy al que me envió. Me buscaréis y no me hallaréis; y donde yo esté, vosotros no podéis ir. Decían entonces los judíos entre sí: ¿Adónde piensa irse éste que no le hallemos? ¿Será acaso que quiere irse a la dispersión entre los griegos y enseñar a los griegos?…(Juan 7, 34)

Cuando murió, Moisés tenía ciento veinte años, pero sus ojos no se habían debilitado, ni había disminuido su vigor. Los israelitas lloraron a Moisés durante treinta días en las estepas de Moab. Así se cumplió el período de llanto y de duelo por la muerte de Moisés. 
Josué, hijo de Nun, estaba lleno del espíritu de sabiduría, porque Moisés había impuesto sus manos sobre él; y los israelitas le obedecieron, obrando de acuerdo con la orden que el Señor había dado a Moisés. 
Josué y sus seguidores simbolizan aquí a Pedro y a los futuros seguidores de Jesús en la Tierra, y a su santa Iglesia Católica, plenipotenciaria y embajadora suya en esta Tierra, puesta por Él para conducir a los fieles a través de los numerosos enemigos suyos, como así ocurrió a los Israelitas con todos los habitantes de Palestina.

Nunca más surgió en Israel un profeta igual a Moisés  con quien el Señor departía cara a cara, ya sea por todas las señalas y prodigios que el Señor le mandó realizar en Egipto contra el Faraón, contra todos sus servidores y contra todo su país, ya sea por la gran fuerza y el terrible poder que él manifestó en presencia de todo Israel. 
Estas palabras se pueden aplicar perfectamente a Jesús el Hijo de Dios, con la diferencia que Él no era un Profeta, era el Mesías hijo de Dios, lleno de belleza y Majestad, Rey de reyes, y esplendor del Universo creado por Él,  ante el cual toda rodilla se dobla en el Cielo, en la Tierra y en el infierno.



Salmo 66(65),1-3a.5a.8.16-17.

¡Aclame al Señor toda la tierra!
¡Canten la gloria de su Nombre! 
Tribútenle una alabanza gloriosa,
digan al Señor: «¡Qué admirables son tus obras!»

Vengan a ver las obras del Señor, 
las cosas admirables que hizo por los hombres.
Bendigan, pueblos, a nuestro Dios, 
hagan oír bien alto su alabanza:

Los que temen al Señor, vengan a escuchar, 
yo les contaré lo que hizo por mí:
apenas mi boca clamó hacia él, 
mi lengua comenzó a alabarlo.

Este Salmo atribuido al Real Profeta David canta de una manera sublime los atributos de Dios, hay que subrayar el último párrafo del Salmo: Dios se comunica solo a los que temen al Señor, y que por eso son humildes, nunca mantiene relación con los soberbios a los que le gustan los reconocimientos públicos y los baños de alabanzas, como tantos creadores de sectas protestantes, y otros que se llaman católicos y no lo son por su soberbia.




Evangelio según San Mateo 18,15-20.

Jesús dijo a sus discipulos: 
Si tu hermano peca, ve y corrígelo en privado. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano. Si no te escucha, busca una o dos personas más, para que el asunto se decida por la declaración de dos o tres testigos. Si se niega a hacerles caso, dilo a la comunidad. Y si tampoco quiere escuchar a la comunidad, considéralo como pagano o publicano. 

Les aseguro que todo lo que ustedes aten en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desaten en la tierra, quedará desatado en el cielo. 

También les aseguro que si dos de ustedes se unen en la tierra para pedir algo, mi Padre que está en el cielo se lo concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos. 

Aquí está muy bien detallado lo que les ocurre a los impíos que son los que se complacen en su pecado, y que no se arrepienten, son los que Dios no puede perdonar, como ocurre con Satanás y sus hijos. La Iglesia tiene el poder de excomulgarlos, cuando advertidos personalmente, a través de testigos y de la Asamblea, persisten en su pecado.
Es el pecado de herejía que va contra el Espíritu Santo, que no tiene perdón ni en esta Vida ni en la otra sencillamente porque no hay arrepentimiento de la culpa.

Por esa razón, dice San Juan en su Epístola: "Si alguno ve a su hermano cometer un pecado que no lleva a la muerte, ore y alcanzará vida para los que no pecan de muerte. Hay un pecado de muerte, y no es este por el que digo yo que se ruegue" (1, San Juan 5-16).







martes, 15 de agosto de 2017

REFLEXIONES SOBRE LA FIESTA DE LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA.



La gloriosa asunción de la Santísima Virgen María






Evangelio de San Lucas 1,39-56.

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. 
Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: "¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? 
Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor". 
Estas palabras del Evangelio, indican que María, escogida por Dios para ser la figura humana más importante de la historia de la Salvación, indican de una manera clara esta verdad. El espíritu Santo habla por Isabel, para declarar esta realidad, por mucho que le pese a las numerosas sectas protestantes que han  renegado de la Verdadera Iglesia de Dios.
Estas palabras son tan importantes, que impactaron de tal manera, que la criatura de Isabel saltó de alegría, al quedarse sin pecado Original, siendo por eso, como lo dijo Jesús, Juan Bautista, el ser humano más importante de todos los nacidos de mujer. que la profecía comparó con Elías, al ser bautizado y nacer inmaculado, por el Espíritu Santo, para ser el Precursor que iba a preparar el Camino de la entrada en el mundo de Dios hecho hombre.

María dijo entonces: "Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. 
En adelante todas las generaciones me llamarán "feliz", porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! 
Estas palabras son la Prueba de la humildad de María, que atribuye todos sus méritos a Dios, y se considera feliz por ser un mero instrumento del Todopoderoso, fue esa gran humildad, que la hizo la Criatura más importante en la historia de la Humanidad, que no tiene ningún fundador de sectas religiosas, o de creadores de obras humanas, que disfrutan tomando baños de masa, con aclamaciones y alabanzas.

Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre". María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.
Y aquí aparece otra vez uno de los principales dones del Espíritu Santo: El Temor de Dios, a no confundir con el terror de Dios. Está escrito que la Misericordia de Dios se extiende solo a los que le temen, el Demonio que es muy astuto, trata por todos los medios de evitar que el alma tenga ese Santo Temor, para que nunca le alcance esa Misericordia. Y eso es lo que explica el Evangelio: Dios dispersa a los soberbios de corazón, derriba a los poderosos, despidiéndoles con las manos vacías que son los que carecen de ese Santo Temor, pero sin embargo colma de bienes a los hambrientos, que son los humildes.





lunes, 14 de agosto de 2017

COMENTARIOS SOBRE LAS LECTURAS DE LA MISA DE HOY 14-8-2.017. EL SANTO TEMOR DE DIOS ES NECESARIO PARA ALCANZAR LA VIDA ETERNA


Don del Santo temor de Dios

Reflexiones sobre las lecturas de la misa del día de hoy, que iban dirigidas a los israelitas del árbol de Jesé, pero que se han escindido de ese árbol, no reconociendo a Jesús como el Mesías, anunciado por los Profetas, cuyos máximos exponentes son el mismo Moisés que simboliza la Naturaleza Divina de Jesús, que no podía con esa naturaleza hablar al Faraón y Aarón que simboliza su Naturaleza Humana, que era el que podía dirigirse a él.
Quiero subrayar la mentalidad actual, que ha ocultado uno de los más importantes dones del Espíritu Santo, que es el don de "Crainte", como lo dice esa antigua imagen francesa, que en castellano es el don de Temor, a no confundir con el terror de Dios.


Deuteronomio 10,12-22.

Y ahora, Israel, esto es lo único que te pide el Señor, tu Dios: que lo temas y sigas todos sus caminos, que ames y sirvas al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, observando sus mandamientos y sus preceptos, que hoy te prescribo para tu bien. 
Al Señor, tu Dios, pertenecen el cielo y lo más alto del cielo, la tierra y todo lo que hay en ella. 
Sin embargo, sólo con tus padres se unió con lazos de amor, y después de ellos los eligió a ustedes, que son su descendencia, prefiriéndolos a todos los demás pueblos. 
Por eso, circunciden sus corazones y no persistan en su obstinación, porque el Señor, su Dios, es el Dios de los dioses y el Señor de los señores, el Dios grande, valeroso y temible, que no hace acepción de personas ni se deja sobornar. 
El hace justicia al huérfano y a la viuda, ama al extranjero y le da ropa y alimento. 
También ustedes amarán al extranjero, ya que han sido extranjeros en Egipto. 
Teme al Señor, tu Dios, y sírvelo; vive unido a él y jura por su Nombre. 
El es tu gloria y tu Dios, y él realizó en tu favor esas tremendas hazañas de que fuiste testigo. 
Porque cuando tus padres bajaron a Egipto, eran apenas setenta personas, y ahora el Señor te ha hecho numeroso como las estrellas del cielo. 

El santo Temor de Dios, que es el miedo de ofenderle, y que esté enojado por nuestros defectos, que somos incapaces de corregir sin la ayuda de Dios, y que a veces necesitan su intervención directa para poder  eliminarlos, como así lo dice en sus escritos San Juan de la Cruz, que explica que después de muchos años de oración y de sacrificio, nos damos cuenta que un día ese defecto que teníamos  y que no podíamos corregir, viene Dios y nos lo quita.

Ese santo Temor de Dios, es la condición necesaria y suficiente para alcanzar la Salvación, sin él, no podemos avanzar y caemos en el inmovilismo. El Demonio, que es astuto e infatigable, insiste constantemente para los grandes pecadores, enseñándoles el relativismo, que conduce al inmovilismo, y a la anestesia del alma, que nos impide avanzar: "Dios es un Padre misericordioso, que nos quiere como somos, y como somos todos Hijos de Dios, es incapaz de mandar a nadie al Infierno. ¿Ud. mandaría un hijo suyo al Infierno?, me dijo cierto Obispo, ¡claro que no, pues por eso está el Infierno vacío!, no atreviéndose a negar su existencia ya que es un Dogma de la Iglesia Católica. Esa tentación cuando tiene éxito, que está repetida como un "mantra" por muchos directores espirituales, puede conducir el alma a la perdición eterna.

A los que buscan la Santidad y que están más cerca de Dios, el Demonio, intenta por todos los medios a su alcance que no progresen, por eso les susurra al oído: "¿Pero tu te crees que Dios va olvidar ese pecado que cometiste..., y ese otro..., y aquel...?"
Esta tentación, repetida también por algunos directores espirituales llamados "rigoristas", conduce el alma al inmovilismo y a la desesperación.

A este respeto me decía cierto Sacerdote que había vivido en Brasil, que muchos miembros de la Secta fundada por Plinio Correa de Oliveira, a su muerte escindida en varias otras sectas radicales, que se creen iluminados y elegidos por Dios para restablecer la "verdadera Doctrina", dichos miembros pedían la confesión varias veces al día, ¡A veces incluso a altas horas de la noche!

Los fundadores de esas sectas, y sus continuadores, carecen precisamente de ese Santo Temor de Dios, les gusta sobremanera los baños de multitudes donde son aclamados y aplaudidos, con gritos de "¡Fenomenal!" , es lo contrario de la mentalidad de los grandes Santos. El mismo Santo Cura de Ars, en su época de mayor esplendor, cuando venían de todo el mundo para confesarse con él, lloró cuando le dijeron que firmara un libreto que se entregaba a los peregrinos que venían, y que decía que tenía muy grandes virtudes, dijo llorando al que se lo entregó: "Es un libro muy malo porque dicen que soy Santo, y yo soy en pobre pecador".

Y es que Dios no se comunica nunca con los soberbios, se aleja de ellos, ya que despiden un hedor espiritual insoportable para Dios, solo se acerca al perfume espiritual de los humildes.  




Salmo 147,12-13.14-15.19-20.

¡Glorifica al Señor, Jerusalén, 
alaba a tu Dios, Sión!
El reforzó los cerrojos de tus puertas 
y bendijo a tus hijos dentro de ti.

El asegura la paz en tus fronteras 
y te sacia con lo mejor del trigo. 
Envía su mensaje a la tierra, 
su palabra corre velozmente;

Revela su palabra a Jacob, 
sus preceptos y mandatos a Israel:
a ningún otro pueblo trató así 
ni le dio a conocer sus mandamientos.


Ese maravilloso Salmo del Real Profeta David, quiere decir que Dios bendice a los humildes que siguen sus mandamientos, y que nada les faltará, es lo que dijo Jesús: "Buscad el Reino de los Cielos, y todo lo demás se os dará por añadidura"


Mateo 17,22-27.

Mientras estaban reunidos en Galilea, Jesús les dijo: "El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres: lo matarán y al tercer día resucitará". Y ellos quedaron muy apenados. 
Al llegar a Cafarnaún, los cobradores del impuesto del Templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: "¿El Maestro de ustedes no paga el impuesto?". 
"Sí, lo paga", respondió. Cuando Pedro llegó a la casa, Jesús se adelantó a preguntarle: "¿Qué te parece, Simón? ¿De quiénes perciben los impuestos y las tasas los reyes de la tierra, de sus hijos o de los extraños?". 
Y como Pedro respondió: "De los extraños", Jesús le dijo: "Eso quiere decir que los hijos están exentos. 
Sin embargo, para no escandalizar a esta gente, ve al lago, echa el anzuelo, toma el primer pez que salga y ábrele la boca. Encontrarás en ella una moneda de plata: tómala, y paga por mí y por ti".


La predicción de la Muerte y Resurrección de Jesús debió caer a sus discípulos como un "jarro de agua fría", ya que esperaban de Jesús el Restablecimiento del Esplendor de Israel, y ocupar importantes cargos en ese Reino terreno; aún no habían comprendido que se trataba del Reino del Cielo predicado no solo a los Judíos, pero también al mundo entero.

El Pez pescado por Pedro con una moneda de plata en la boca, simboliza la Misericordia de Dios, por eso los primeros cristianos se reconocían con el dibujo del pez. Es también el símbolo de la divina Providencia de Dios para sus servidores.


domingo, 13 de agosto de 2017

JESÚS CAMINA SOBRE LAS AGUAS PORQUE SIMBOLIZAN LAS MENTIRAS DEL MUNDO, QUE ESCONDEN EL ABISMO


El pecado, es lo que hunde al hombre en el abismo, el mar, simboliza la mentira, porque
 esconde el abismo, es por esa razón que en el Apocalipsis está escrito 
que Dios hizo el Mundo nuevo, y que el mar no existía ya.



Extraordinario relato del Evangelio de hoy, donde se descubren dos hechos importantísimos: la ingratitud del hombre hacia la Providencia divina, y la Misericordia de Dios en todas sus relaciones con los hombres.



Jesús acababa de hacer uno de los milagros más sublimes: la multiplicación de los panes y de los peces pata alimentar a 5.000 hombres sin contar las mujeres y los niños, a continuación se despide de los comensales, y "obliga" a sus discípulos a subirse en la barca para ir al otro lado del mar de Galilea, sabiendo, como Dios que el viento era contrario, y que iba a levantarse contra la embarcación. 



Parece que Jesús estaba algo enojado por despedir a los comensales, y "mandar" a sus discípulas a luchar a barlovento en el mar de Galilea.



La explicación de este "enfado" de Jesús se encuentra en el Evangelio como me ha sido revelado de María Valtorta: ninguno de los comensales ni los discípulos se habían acordado de dar gracias a Dios por este milagro, por esa razón se retiró solo hasta el atardecer  en la cima del monte, para dar gracias a Dios Padre por este milagro tan grande.


Jesús acude andando sobre el mar al encuentro de sus discípulos, al verlo se llenan de pavor porque la presencia de un ser que camina sobre la mentira, que siempre hunde al hombre, es un hecho tan insólito que llena al hombre pecador de espanto, ya que no es un acontecimiento natural en este mundo de pecadores, que siempre están más o menos, sumergidos en la mentira.

Pedro quiere ir a su encuentro, pero al crecer el viento y levantarse las olas, teme por falta de fe, y tiene que pedir a Dios ayuda para que lo saque del abismo a donde caía.


Este Evangelio, muestra de una manera oculta lo que ocurre a todos los seres humanos: Muy pocos dan gracias a Dios por los dones recibidos, y solo se acuerdan de él cuando se hunden en la desgracia, pero Dios es tan bueno que conoce la Condición humana y con su Redención, Víctima perfecta y sin tara, se ofrece en oración a su Padre para interceder por nosotros, y siempre cuando lo llamamos, nos saca del abismo en donde caemos por nuestra falta de fe. 

La gente de buena fe, valga la redundancia, es la que se da cuenta de que Jesús es el Salvador. Y muchas veces, solo después de ver como Él los ha sacado del desastre, lo reconoce como Hijo de Dios. Es por esa razón que nos enteramos en los medios de comunicación católicos, que se ha convertido a la fe un gran pecador, que se ha transformado de un malhechor en un verdadero creyente que va por todo el mundo relatando la misericordia de Dios.



COMENTARIOS SOBRE EL EVANGELIO DEL 13/ 08/ 2.017



En seguida, obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la multitud. Después, subió a la montaña para orar a solas. Y al atardecer, todavía estaba allí, solo. 
La barca ya estaba muy lejos de la costa, sacudida por las olas, porque tenían viento en contra. 
A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar. 
Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. "Es un fantasma", dijeron, y llenos de temor se pusieron a gritar.
Pero Jesús les dijo: "Tranquilícense, soy yo; no teman". Entonces Pedro le respondió: "Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua". "Ven", le dijo Jesús. Y Pedro, bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a él. 
Pero, al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: "Señor, sálvame". 
En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: "Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?". 
En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. 

Los que estaban en ella se postraron ante él, diciendo: "Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios".





viernes, 11 de agosto de 2017

TRANSCRIPCIÓN (Y CONTESTACIÓN) AL MENSAJE CRITICANDO ABIERTAMENTE LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO




Su Santidad el Papa Francisco, el legítimo
representante de Jesús en la Tierra




Contesto a cada una de las objeciones contra el Papa Francisco, calificándolo nada menos que de hereje, Anticristo y masón, graves acusaciones, publicadas en una Comunidad religiosa en Internet, cuya gravedad dejo al juicio de Dios y del lector, individuo que como Lucifer dijo a Dios: "Non serviam".

Quiero aquí hacer constar que todos los seres humanos, incluso los Pontífices, tienen una mentalidad heredada del mundo de la época que les ha tocado vivir. Esa mentalidad, cuando no se trata de la proclamación de Dogmas, en cuyo caso están asistidos por el Espíritu Santo, puede ser muy variable según la moda y costumbre de cada época.

En la época de Santa Teresita, Santa y Doctora de la Iglesia esta se lamentaba de que no se le diera sepultura cristiana a un niño muerto sin bautizar, lo que no dejaba de ser una directiva completamente opuesta a la más mínima caridad cristiana. Igualmente tampoco se daba sepultura en un cementerio católico a los que se suicidaban, lo que hoy día es un absurdo, ya que está científicamente demostrado que ciertas enfermedades mentales pueden llevar a algunas personas a esta determinación.

Otra cosa que es impensable en nuestra época es hacer distinción entre la gente rica y pobre, lo que es una falta absoluta de caridad cristiana, teniendo en cuenta que Jesús era el ejemplo más perfecto de la suma pobreza, diciendo que no tenía donde reclinar su cabeza, y que además afirmó que Él está presente en cada pobre, y que lo que se haga a cada uno de ellos, es lo que se le hace a Él mismo.

En aquella época, en los Monasterios, los pobres que no podían pagar la dote, no podían ser acogidos en el Convento, quedando excluidos por su condición, fue el caso de  Santo Domingo de Porres, que no solo no fue admitido de hermano lego, pero además lo fue de una categoría inferior, porque encima era mulato. No deja de ser una verdadera vergüenza que se discriminen así a los pobres. Además, sin ningún reparo hacia la gente humilde y de color, se le obligaba a  entrar por una puerta de servicio, apartada de la entrada más suntuosa reservada para los ricos, y eso ocurría también en los palacios episcopales.

Hoy día, siguiendo las modas y la mentalidad cambiante del mundo, se desprecian a los ricos y se admiran a los “pobres proletarios”, comulgando con la mentalidad marxista que está de moda en nuestros días, que predica que los ricos son todos unos usureros y explotadores y los pobres unos desgraciados seres explotados por ellos. Y así como la mentalidad “señorial” antigua, era lo que le gustaba al pueblo, la mentalidad actual, es ahora la que está de moda.

Conocí muy bien a cierta persona muy espiritual, que decía que la Iglesia iba a remolque de la opinión del Pueblo, antiguamente el lema favorito de los predicadores era los pecados del sexo, ahora como la gente le da poca importancia, y se fija en las desigualdades sociales, y el medio ambiente, ese es el tema favorito de las prédicas.  


Sobre el autor
Omito su nombre y profesión

Sobre el contestatario
Andrés Luaces Mercado
Nacido en 1.939 en El Ferrol
Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, casado,  padre de 6 hijos y abuelo de 11 nietos.

******************************************************************************


“La tolerancia igualitaria de todas las religiones es lo mismo que el ateísmo”, Papa León XIII.
El Papa Francisco nunca ha dicho que todas las religiones son igualitarias.

Aún no he salido de mi asombro. He tenido que ver el vídeo de intenciones de oración del Papa Francisco un par de veces, les puedo asegurar que la primera vez que lo vi pensé que era un burdo montaje, pero no señores, es absolutamente verídico.
Efectivamente, es absolutamente verídico.

¿Qué mensaje se está transmitiendo en él? Creo que es evidentísimo y requiere poca explicación: todos somos Hijos de Dios, y pues todas las religiones no son más que expresiones “diversas” mediante las cuales los hijos se comunican con el Padre, cada una con su forma y modo, pero igualmente válidas. La supuesta realidad de que el Padre nos escucha a todos, independiente de la religión que profesemos, debe ser un punto común de unión entre todo el género humano para obtener la paz y el amor universal soslayando lo que nos separa. En la práctica, como conclusión del mensaje, todas las religiones, en tanto que tales, se convierten en medios válidos para llegar a Dios, lo cual se escenifica con las imágenes del niño Jesús junto a Buda y similares.
Efectivamente, todos los hombres, al ser creados por Dios, tienen grabado en sus genes espirituales la huella del Creador, por esa razón todos, incluso los más aislados que viven en la selva, veneran a unos seres superiores, y tienen grabado en su conciencia puesta por Dios, la noción del bien y del mal, que se traduce por: “No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”, también saben que tienen un alma inmortal, y veneran a sus ancestros. Dice, creo que es San Pablo, que los que no hayan recibido el Evangelio, serán juzgados por su Conciencia.

Por eso, esas personas que no han recibido la Revelación, si cumplen con su conciencia, o los que viven en otra Religión, y permanecen en ella, porque es lo que le han enseñado sus padres, también son hijos de Dios, porque la filiación divina no se obtiene solo por el Bautismo. Un Bautizada que no cumple con la Ley de Dios, es más pecador que un no bautizado que si cumple con los mandamientos de Dios, y así hay bautizados católicos practicantes, de misa diaria y retiros espirituales que no tienen caridad con sus subordinados y que son infieles a su pareja, y mucha gente no bautizada que si cumple.

Esto es lo que dijo nuestro Señor recordando las palabras del Profeta: “Esta gente cumple con los preceptos, pero su corazón está lejos de Mí”. Es lo que ocurría con los Fariseos antiguos y los Fariseos de hoy.

Por esa razón, el Padre celestial escucha a todos sus hijos, y además dialoga con ellos, ya que cuando hacen una acción perversa, sienten remordimiento, y cuando hacen una acción buena, sienten alegría como nosotros los católicos: Es Dios que se expresa no con palabras pero con sentimientos.
A**------------a tales opiniones y tentativa*************

***********, r
¿Es esto nuevo? No, venimos soportando este discurso sincrético-indiferentista desde el Vaticano II y se ha explicitado en múltiples documentos y actos públicos (Asís), pero al menos, a donde me llega la memoria, la doctrina subyacente a todo esto no se había explicitado de una forma tan expresiva como en este vídeo. ¿Es esto católico? Digámoslo sin bagatelas: rotundamente NO. Seguro que muchos se sorprenderán por esta afirmación, pues el conocimiento del catecismo y la doctrina católica ha caído a unos límites glaciales. Algunos recordatorios:
Partiendo de la base de que la filiación divina no se consigue sino por el Bautismo, nadie va al Padre sino por Jesucristo y su única Iglesia, la Iglesia católica.
Razonamientos de una falta absoluta de caridad, es el pecado de Satanás: según lo que se dice, todos los que no están bautizados por la Iglesia católica se condenan, ya que la filiación divina solo se consigue por el Bautismo, esto me recuerda cierta secta, cuando uno de sus miembros me decía que por el pecado de Enrique VIII, todos los anglicanos se condenan. También decía que su fundador había asistido a las Reuniones del Concilio Vaticano II, y que al tener discernimiento de los Espíritus, ¡Al cruzarse con Pablo VI, vio al mirarle,  que estaba poseído por Satanás!

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie va al Padre, sino por Mí” (Juan 14, 6).
El significado espiritual de estas palabras de Jesús es que cualquier persona de la religión que sea, o incluso, si no sigue ninguna religión, si sigue su conciencia que le dice que hay que adorar a su Creador sobre todas las cosas y a su  prójimo como a sí mismo, practicando el bien con su semejante, siendo honrado, buen hijo, o buen padre o madre, sigue a Jesús, ya que va por su camino y  practica la verdad.

El que no está conmigo está contra mí, y el que conmigo no recoge, desparrama” (Mt 12, 30).
Esto es repetir el mismo argumento: quiere decir que el que no cumple los mandamientos, en cualquier religión, está contra Jesús.

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, se salvará, más el que no creyere se condenará” (Mc 16, 15-16).
Una persona de otra religión puede estar impedido en creer en Jesús por muchas circunstancias: Por el medio en que vive, por el ejemplo de ciertos católicos, que practican, van a misa y comulgan y a pesar de ello, explotan a sus semejantes y no saben tener caridad hacia los demás.

Interpretado al pie de la letra como lo hacen los Protestantes, esto significa que el que es bueno, ama a su prójimo, es honrado, trabaja,  da cariño a su familia, socorre a los necesitados, a los abandonados, a los enfermos, en los cuales está Jesús, se condenará, cuando en realidad, tiene más mérito que un católico, cuando a pesar de ir a misa y cumplir con todos los preceptos, no tiene caridad con los demás, e incumple los mandamientos. Recordemos las palabras de Jesús a los Fariseos: “Las prostitutas os precederán en el Reino de los Cielos”

El que me odia a mí, odia también a mi Padre” (Jn 15, 23).
El que odia a Jesús, es el que incumple sus mandamientos, aunque vaya a Misa y comulgue todos los días.

Si no hubiera venido y les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa de su pecado” (Jn 15, 22).
Eso es lo que le pasa a muchos católicos, que a pesar de cumplir con los preceptos, explotan a sus empleados, o les ponen los cuernos a su pareja:
Recuerdo que en la hermosa Basílica  de San Juan de Dios de Granada, oyendo misa con una boda, mi mujer y yo, quedamos  desagradablemente sorprendidos cuando el Párroco en su sermón, le dijo a la Novia: “¡Tienes que estar preparada para perdonar, incluso cuando tu marido se vaya con otra!”.(sic)

Vosotros (judíos) tenéis por padre al diablo, y queréis hacer los deseos de vuestro padre. Él es homicida desde el principio y no se mantuvo en la verdad porque la verdad no estaba en él(Jn 8, 44).
Estas palabras se las aplicó Jesús a los que no admiten que los milagros que realizaba fueran obra de Dios, y los atribuían al poder de Belcebú, hay cierta similitud con los que practican otra religión y que hacen el bien, y que a pesar de ello, algunos católicos afirman que se condenarán porque no están ni bautizados ni pertenecen a la Religión Católica.

El que es de Dios oye las palabras de Dios; por eso vosotros no las oís, porque no sois de Dios” (Jn 8, 47)
No se trata solo de oír la palabra de Dios, pero hay que ponerla en Práctica, como dice el Proverbio: “Una cosa es predicar y otra dar trigo”.

No todo el que dice: ¡Señor, Señor!, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos” (Mt 7, 21).
Estas palabras de Jesús, vienen a confirmar todos mis razonamientos anteriores. Y habrá muchos, como dice Jesús, que preguntarán: “¿No hemos predicado en las plazas, no hemos echado demonios en tu nombre?  y se les contestará: “¡No os conozco, retiraros de Mí, obradores de maldad!”

¿Les queda alguna duda?
¡Eso pregunto yo!

En Mortalium Animos [2], el papa Pío XI parecería haber visto el triste vídeo y anticipadamente nos advertía sobre aquellos que “convencidos de que son rarísimos los hombres privados de todo sentimiento religioso, parecen haber visto en ello esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinas que sean como fundamento común de la vida espiritual. Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias, con no escaso número de oyentes e invitar a discutir allí promiscuamente a todos, a infieles de todo género, de cristianos y hasta a aquellos que apostataron miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión”.
Los apóstatas son los que reniegan de Jesús, y no cumplen con su voluntad, son menos culpables los que se han ido de la Iglesia, que los que siguen en ella, y no hacen la voluntad de Dios, y escandalizan a los no creyentes, apartándolos por su conducta de pecado a la verdadera religión.

Y, continúa el Santo Padre Pío XI:
Tales tentativas no pueden, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios y reconocemos obedientemente su imperio”.
Pero es que, a la hora del Juicio, las almas no serán nunca juzgadas por su Religión, eso es lo que piensan las sectas y los iluminados, conocí a un Testigo de Jehovah, que al hablar con otra persona, que decía que iba a haber un castigo a la Humanidad por los pecados, le contestó. “¡Eso es imposible, Dios nos tendría que avisar a nosotros primero!”(sic)
San Juan de la Cruz, decía: “A la tarde te examinarán en el Amor, aprende a amar como Dios quiere ser amado, y deja tu condición”.

Me pregunto, ¿alguien con dos dedos de luces y que no haya renunciado por completo al razonamiento puede pensar que lo que se expresa en este vídeo no es EXACTAMENTE lo que Pío XI considera como que “no puede, de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos”. No se trata de mi juicio, de mis consideraciones, es la propia iglesia la que ha condenado anticipadamente lo que aquí se está haciendo y diciendo.
Pero no termina aquí, dejemos seguir a Pío XI:

Cuantos sustentan esta opinión, no sólo yerran y se engañan, sino también rechazan la verdadera religión, adulterando su concepto esencial, y poco a poco vienen a parar al naturalismo y ateísmo; de donde claramente se sigue que, cuantos se adhieren a tales opiniones y tentativas, se apartan totalmente de la religión revelada por Dios”.
Los Católicos que no cumplen con los Mandamientos de la Ley de Dios, aunque vayan a misa, comulguen y se confiesen todos los días, si no cumplen con los preceptos del Evangelio,  se apartan totalmente de la Religión revelada por Dios, sean laicos o lleven el hábito talar.

Los de otra religión, si cumplen con los mandamientos del Amor no solo no se apartan de la religión revelada por Dios, e incluso tienen más mérito que los católicos de fachada, verdaderos “sepulcros blanqueados”.

No estamos ante un tema baladí, estamos, digámoslo sin contemplaciones, ante pura apostasía y herejía. Es absolutamente escandaloso como se iguala al Niño Dios en el pesebre con Buda y otros fetiches idolátricos. Pura blasfemia.
Nunca dijo el Papa Francisco en ningún momento que se iguala al Niño Dios en el pesebre con Buda, y otros fetiches idolatras. Blasfemar es denigrar y decir falsedades sobre el representante de Jesús en la Tierra, plenipotenciario de Dios en el Mundo entero.

Sinceramente parece que vamos cuesta abajo y sin frenos. Espero de corazón que algunos se decidan de una vez por todas a hablar con todas las letras, esto es gravísimo y no es admisible en modo alguno ya contemporizaciones, diplomacias ni miedos. O con Cristo, o contra Él, no hay punto intermedio.
¡Ojala fueras frío o caliente! Así, porque eres tibio, y ni caliente ni frío, voy a vomitarte de mi boca” (Apocalipsis 3, 16)
Espiritualmente hablando, el frío es el que no tiene ni amor ni misericordia hacia sus semejantes, el tibio es el indiferente, y el caliente es el que arde en amor a Jesús, y pregunto:
¿Es que no te das cuenta que eres frío y estás congelado?