MENSAJE DE LA VIRGEN MARÍA

DIJO LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA:

“QUIERO QUE ASÍ COMO MI NOMBRE ES CONOCIDO POR TODO EL MUNDO, ASÍ TAMBIÉN CONOZCAN LA LLAMA DE AMOR DE MI CORAZÓN INMACULADO QUE NO PUEDO POR MÁS TIEMPO CONTENER EN MÍ, QUE SE DERRAMA CON FUERZA INVENCIBLE HACIA VOSOTROS. CON LA LLAMA DE MI CORAZÓN CEGARÉ A SATANÁS. LA LLAMA DE AMOR, EN UNIÓN CON VOSOTROS, VA A ABRASAR EL PECADO".

DIJO SAN JUAN DE LA CRUZ:

"Más quiere Dios de ti el menor grado de pureza de Conciencia que todas esas obras que quieres hacer"


A un compañero que le reprochaba su Penitencia:

"Si en algún tiempo, hermano mío, alguno sea Prelado o no, le persuadiere de Doctrina de anchura y más alivio, no lo crea ni le abrace, aunque se lo confirme con milagros, sino Penitencia y más Penitencia, y desasimiento de todas las cosas, y jamás, si quiere seguir a Cristo, lo busque sin la Cruz".

**
****************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************

rep

jueves, 22 de febrero de 2018

MISA DEL DOMINGO 18-2-2.018 EXTRAORDINARIA PRÉDICA SOBRE LO QUE UN SACERDOTE TIENE QUE RECALCAR: EL DESTINO FINAL, EL CIELO O EL INFIERNO



El Padre Willie explica de una manera magistral lo que tiene que preocupar a las almas, pues estamos en un mundo en donde ha desaparecido el Santo temor de ofender a Dios, que es un don del Espíritu Santo. Ese don trae consigo el Amor a Dios porque el que no quiere ofenderle, atrae su Misericordia, ya que el que tiene ese don es una persona humilde y Dios está siempre con esas almas y al contrario, nunca está con los soberbios.

Muy buen análisis de como se encuentra el mundo de hoy, en donde como lo dijo el Papa para la Cuaresma de este año, "el aumento de la maldad hará enfriar la Caridad", palabras que dijo Jesús que ocurrirá al final de los tiempos, cuyas señales precursoras son ya bien evidentes. Es lo que ocurre con el que ha perdido ese temor de ofender a Dios, que no ve diferencia entre  la Virtud y el pecado, es decir entre la Luz y las tinieblas, y al final entre Dios y Satanás.

Reflexión sobre la mujer, que trajo con Eva la desgracia al mundo, que hizo pecar a David con Betsabé, a Salomón que al final de su vida dijo que no había negado nada a lo que le pedían sus deseos, entregándose a todas las mujeres. adorarando sus dioses paganos, a Sansón que  se entregó a Dalida, espía de los Filisteos, lo que le acarreó la ceguera espiritual, la esclavitud del pecado y la perdida de su fuerza, que es el símbolo de las almas que se entregan a Satanás.

Muy buena explicación de la Santísima. Virgen María, que al revés de Lucifer, palabra que significa portador de la luz de Dios, que dijo "Non Serviam", por no querer llevar la Luz que es Jesús a los hombres, se transformó en demonio con los ángeles caídos, que son sus tenebrosos ministros, malditos de Dios y condenados por toda la eternidad, al revés de María que le dijo al Arcángel Gabriel "Soy la esclava del  Señor, háganse en mí según tu Palabra", lo que le hizo ser la portadora de la Luz de Dios al género humano que es Jesús su Hijo único, lo que le valió ser coronada Reina del Cielo y de la Tierra. Dios paga con la misma manera a los pecadores: Lucifer habiendo engañado a Eva, ha sido derrotado estrepitosamente por otra mujer, María, que lo tiene aplastado bajo sus pies, por eso el que se confía a ella como un hijo con su Madre, anula la acción de la bestia infernal.

Explicación de las tácticas empleadas por Satanás para cazar a las almas, que hoy día, gracias a una labor larga e incesante, le es mucho más fácil, ya que ha comenzado demoliendo las defensas del alma, que son el Santo temor de ofender a Dios, y que ha barrido con su cola la tercera parte de las estrellas del firmamento que son los pastores que tienen que estar al cuidado de las almas. A la mayoría de los que quedan, les ha infundido una gran verdad, que es la aguja  para después introducir el hilo de la mentira, como así lo dice San Juan de la Cruz: "Dios es Amor, nuestro Padre, un Padre ama y perdona siempre a sus hijos", pero después por ahí entra la gram mentira: "El infierno no existe, un padre no puede mandar a sus hijos a ese lugar, el demonio es una gran patraña, todo son inventos de la Edad Media para atrapar a las almas y tenerlas asustadas y sujetas".

Esa mentira ha calado profundamente, es el humo de Satanás que se ha introducido en el mismo Vaticano, como así lo afirmó el Papa Pablo VI. Esa gran mentira hace que casi nadie quiera hablar del Infierno, del demonio o de las consecuencias de los pecadores que al no arrepentirse, nunca podrán ser perdonados.

El Demonio, como tan bien lo explica el Padre Willie, tiene otra arma para hacer pecar a los incautos: Antes de cometer el pecado, siempre insinúa que no tiene ninguna importancia, por grave que sea: "¡Dios es un Padre Misericordioso, te comprenderá, todo el mundo comete pecados, Dios no le da la mayor importancia!". De esa manera consigue cegar el alma para que siga hundida en el vicio, y un abismo llamando a otro abismo de maldad, el alma se corrompe cada vez más, ya que el vicio es una droga que quiere cada vez más alimento.

Pero si por casualidad, por la Gracia de Dios, y la oración de los hermanos, la persona se arrepiente, e intenta volver a Dios, entonces la intenta frenar diciéndole: "¡Pero no te das cuenta que con todos los pecados que has cometido, Dios nunca te perdonará acuérdate de ese horrible pecado, y de este otro, y de este...!".

De ahí la importancia de orar por los pecadores, la Stma. Virgen de Fátima ya lo dijo a los pastorcillos: "!Cuanta gente se condena porque no hay nadie que rece por ellos!"




miércoles, 21 de febrero de 2018

DIJO SANTA BERNARDITA: PARA EL QUE CREE NO HACEN FALTA MILAGROS, PARA EL QUE NO CREE NI UN MILAGRO LO CONVERTIRÁ.



a_-onlookers-stand_1

El milagro del sol fue un acontecimiento extraordinario que fue atestiguado por más de 100 mil personas, el 13 de octubre de 1917 en la campiña de Cova da Iria, cerca de Fátima, Portugal.



Lucas 11,29-32.
Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: "Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. 
Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación. 
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón. 
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.
Los que piden una señal a Jesús son los hijos de la perdición, ya que la existencia de la Creación, que hoy conocemos más que nunca gracias a la Ciencia, para la mayoría de la gente no le ayuda a reconocer la existencia de Dios, ya que siempre argumentan que existe una auto-creación, aunque se estrellen con razonamientos absurdos ya que nada puede existir de la nada, ya que la lógica enseña que todo tiene que venir de otro Todo.
Los que pedían a Jesús una señal, nunca llegarían a convertirse, es como cuando le pedían a Jesús que bajara de la Cruz, si esto hubiera ocurrido, dirían que esa señal, y ese desprendimiento de la Cruz se había producido por la acción de Satanás. 



Malaquías 3,13-20 



Ustedes hablan duramente contra mí, dice el Señor, y todavía preguntan: "¿Qué hemos dicho contra ti?". Ustedes dicen: "Es inútil servir a Dios, ¿y qué ganamos con observar sus mandamientos o con andar enlutados delante del Señor de los ejércitos? Por eso llamamos felices a los arrogantes: ¡prosperan los que hacen el mal; desafían a Dios, y no les pasa nada!".
Reflexión más actual que nunca, debido a la mentalidad hedonista que impera en el mundo, transmitida por todos los medios de comunicación, acompañada por una predicación de parte de la Jerarquía católica, que ha puesto como prioritaria la salud y felicidad material en vez de la espiritual, y ha pintado un dios relativista insensible al pecado. Por esa razón, Dios manda al mundo avisos constantes, advirtiéndole que esa mentalidad conduce al abandono de la divina Providencia, es lo que está ocurriendo con los huracanes, el cambio del clima con las sequías, que provocan incendios catastróficos, los atentados terroristas, y la aparición de nuevas enfermedades desconocidas.

Entonces se hablaron unos a otros los que temen al Señor. El Señor prestó atención y escuchó: ante él se escribió un memorial, en favor de los que temen al Señor y respetan su Nombre. Ellos serán mi propiedad exclusiva, dice el Señor de los ejércitos, en el Día que yo preparo. Yo tendré compasión de ellos, como un hombre tiene compasión de su hijo que lo sirve.
En esos casos, cuando el mundo se olvida de Dios, y vienen todas esas catástrofes, Dios reúne siempre un grupo de almas temerosas de Dios, que la mayoría de las veces son personas humildes, y que adoran a Dios, reconociéndolo por Señor y Dueño del Universo, para que con su conducta y sus palabras, avisen a los demás. Es es lo que hicieron siempre los Profetas como Jonás en Nínive, para que así cambien de conducta y se arrepientan de los pecados, para evitar males mayores.


Ustedes volverán a ver la diferencia entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no lo sirve. 
 Desgraciadamente, lo que hicieron los habitantes de Nínive no se volverá a repetir, ya que ellos habían conservado la voz de su conciencia que les hacía ver la diferencia abismal que existe entre el pecado y la Virtud, que es lo que Satanás ha logrado borrar actualmente.

Porque llega el Día, abrasador como un horno. Todos los arrogantes y los que hacen el mal serán como paja; el Día que llega los consumirá, dice el Señor de los ejércitos, hasta no dejarles raíz ni rama. Pero para ustedes, los que temen mi Nombre, brillará el sol de justicia que trae la salud en sus rayos, y saldrán brincando como terneros bien alimentados. 
Todos sabemos por el Evangelio, que vendrá un día en que el mundo ya no podrá cambiar, porque se habrá impuesto ese relativismo enceguecedor, entonces aparecerá el Anticristo. y Dios tendrá que intervenir directamente, será la Victoria definitiva de Dios sobre Satanás, y se salvarán solo los que temen al Señor, que son los pocos que ven claramente la diferencia entre el pecado y la Virtud. 






jueves, 15 de febrero de 2018

DIOS CREÓ LA TIERRA A SU IMAGEN Y SEMEJANZA, EL SOL QUE DA VIDA A TODOS LOS ESPÍRITUS ES JESUCRISTO, LA LUZ DE DIOS,

La Sagrada Eucaristía es Jesús, la Luz de Dios que permite
 la vida de las almas en la Tierra y la de los
 Espíritus celestiales en el Cielo.


El famoso fenómeno que se llama fotosíntesis que se produce por la acción del sol sobre la clorofila de los vegetales es lo que da vida, ya que permite la formación de las plantas que alimentan a los herviboros y a los hombres y que permite la continuidad de las especies vegetales, animales y seres humanos ya que esta reacción química libera además el oxígeno necesario para la vida sobre la Tierra. Es lo que aparece en el Génesis el tercer día de la Creación, antes de la Creación de los seres vivos:
Dijo Dios:"Haga brotar la tierra hierba verde, hierba con semilla, y árboles frutales cada uno según su fruto, según su especie, y con su simiente sobre la tierra". Y así fue. Y produjo la tierra hierba verde, hierba con semillas y árboles de fruto con semilla cada uno. Vio Dios ser bueno; hubo tarde y mañana, día tercero. (Gen 1. 11-13)


Y después de la Creación de los vivientes el sexto día:

También a todos los animales de la tierra y a todas las aves del cielo, y a todos los vivientes que sobre toda la tierra están y se mueven les doy para comida cuanto de verde hierba la tierra produce". Y así fue. Y vio Dios ser muy bueno cuanto había hecho, y hubo tarde y mañana, día sexto. (Gen 1, 30, 31)


Vemos pues que Dios creó la hierba y los árboles frutales después de crear el sol, antes y después de la creación de todos los vivientes, y se los ofreció después de darle vida para su alimento material,  lo que espiritualmente hablando es mandar su divina Gracia que es Jesús, la Luz del mundo para servir con su mismo Cuerpo y Sangre de alimento a los hombres.

Existe pues una analogía entre la creación del mundo material y la Recreación del mundo espiritual, la hierba y los árboles que dan frutos frutos con semilla, son el don de la fe que da Dios Padre a los que quiere, la Divina Luz, que es su Hijo Jesucristo realiza la "fotosíntesis espiritual" que permite al alma renacer, crecer y dar fruto para poder ser alimento espiritual de Dios, que es la fusión del alma con su divino Hacedor.




JESÚS REALIZA LA RECREACIÓN  DEL ALMA  PARA VOLVER A REUNIRSE CON LA DIVINIDAD



Juan 6: 52 - 59
52 Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?»

53 Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.

54 El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día.
55 Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. 
56 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. 
57 Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. 
58 Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.» 
59 Esto lo dijo enseñando en la sinagoga, en Cafarnaúm,





martes, 13 de febrero de 2018

LOS SOBERBIOS TERMINAN SIEMPRE HACIENDO EL RIDÍCULO. LLEVAN CON ELLOS EL AGUIJÓN VENENOSO QUE PROVOCA LA MUERTE DEL ALMA,



Los que se toman por elegidos y reformadores de la Iglesia, siempre
terminan haciendo el ridículo, tienen en si un aguijón
 que envenena a las almas de sus seguidores. 


Los tres enemigos del alma que son el Mundo, el Demonio y la Carne se unen en este mundo para apartar el hombre de Dios.
Este curioso pez está adornando con vistosos colores para atraer a los que están a su alcance. Está hecho para que toda la atención del observador se concentre hacia él y así se olvide de todas sus otras obligaciones, es lo que le ocurrió a Eva, que como dice la Biblia, miró el fruto y lo vio apetecible, lo tomó y se lo ofreció a Adán, pero al tomar el fruto prohibido se clavó la aguja y se inoculó el pecado original, que es desobedecer a Dios y escuchar a Satanás.

Y esto es lo que ocurrió y estará ocurriendo hasta el fin del mundo, por un atractivo pasajero, muchas almas se olvidaron y se olvidarán de la Ley de Dios, sucumbiendo a los espejismos del mundo que es la gula material. es decir adorar a los dioses inanimados y la gula espiritual que es querer ser semejante al mismo Dios, lo que es la Soberbia del alma.

Los ídolos de hoy son los grandes científicos, adornados con filacterias vistosas que son sus doctorados y sus cátedras, que no quieren saber nada de Dios, son los que se han querido ser admirados. Los nuevos Fariseos, que se creen escogidos y llamados para restablecer la verdadera ortodoxia cristiana que según ellos tiene que adaptarse a los nuevos tiempos, olvidándose de que son los hombres los que tienen que adaptarse a Dios, se creen escogidos e iluminados, pero no tienen a Dios porque está siempre ausente en las almas de los soberbios, solo se encuentra en las humildes y obedientes.

Por eso dijo Jesús: "Te alabo, Padre, Señor del Cielo y la tierra, porque has ocultado esas cosas a los sabios e inteligentes y lo revelaste a los niños" (Mat 11, 25)


Extraordinario discurso del Padre Willie en la misa del 12-2-2.018, el pez de este Post, es la señal que nos envía Satanás para apartarnos de Dios:

https://youtu.be/qJpztQXEmWg


Anotaciones del chat:

Andres Luaces MercadoCreo sinceramente que ni el mismísimo Santiago habría hecho un discurso tan bueno como el que hemos tenido la dicha de oír

Andres Luaces Mercado, Que Dios le de larga vida para seguir alumbrando a todos los que tienen la suerte de poder escucharle,

ana felicianoDon Andres muy ciertas sus palabras, DLB y Dios siga Bendiciendo al Padre Willie

Pau RamírezSi Don Andrés coincido con usted!

ana felicianoDemos G A D

Andres Luaces MercadoEl Matrimonio y el Sacerdocio son dos Sacramentos, que como todos tienen sus obligaciones, creo que es difícil que no funcionen si se cumplen con ellas, ya que estamos del lado del más fuerte,

Pau RamírezVa a haber también retiro de matrimonio





viernes, 9 de febrero de 2018

ACTUALIZACIÓN DE LA PROFECÍA DE LAS LAMAENTACIONES DEL PROFETA JEREMÍAS.



Bendito sea el hombre que confía en Dios y pone en
práctica sus mandamientos




Escucha, oh, Pueblo Cristiano las palabras que Dios me dictó hace milenios, para el pueblo Judío, que se aplica también a ti, que te has olvidado de los mandamientos de tu Dios. Pero tú eres mucho más culpable, porque el Mesías que todos estábamos esperando ha venido ya.


Se nos ha manifestado, con todo su esplendor de Hijo de Dios, con su ejemplo, sus perfectas y maravillosas enseñanzas y sus portentosos milagros, ha dejado momentáneamente su Gloria Celestial para cumplir su sagrada Misión, haciéndose Hombre pobre y humilde, y sufriendo todas  las incomodidades y desprecios, desde su nacimiento en un establo, hasta su muerte, clavado en la Cruz, después de una terrible Pasión, que fueron necesarios, para arrancarnos de la esclavitud de Satán, en la cual habíamos caído como botín suyo, por el pecado de nuestros primeros Padres, ya que de la misma manera que los hijos de los esclavos, pertenecían a su amo, toda la descendencia de Adán y Eva le pertenecía también a él.

Todos los Patriarcas, los Profetas, los Jueces, los Reyes de Israel, estaban esperando con ansiedad su venida, para ver y oír sus enseñanzas, su sabiduría, y sus milagros, que eran necesarios para ser coherederos de su reino por toda la eternidad.

Y ante el asombro, la admiración y la aclamación de todos los Moradores del universo, se ha encarnado de la Virgen María, como estaba profetizado, con sangre, sudor y lágrimas, ha vencido a Satanás y a su ejército de hordas infernales, arrancándoles su presa, que era la Humanidad entera.

Y para que quede afirmado, ha querido demostrar esta gran victoria con la resurrección de su amigo lázaro, que es la imagen de nuestra propia resurrección, y su esplendorosa Resurrección, ante el asombro y la admiración de todos los ángeles y los santos del limbo, que estaban esperando su triunfo para poder entrar en el Cielo y el terror y la desesperación de sus enemigos que estaban esperando su derrota para justificarse.


Del Profeta Jeremías (Jer 2-1,9)
El Señor me dijo:

Ve y proclama en Jerusalén:
Así dice el Señor:
Recuerdo tu amor de juventud.
Tu cariño de joven esposa, cuando me seguías
 en el desierto por una tierra baldía. 
Israel estaba consagrado al Señor,
 era la primicia de su cosecha:
Todo el que comía de ella,  pecaba y lo pagaba,
 la desgracia caía sobre él.
Oráculo del Señor.



Dios me ordena y me dice: Ve y predica al Pueblo Cristiano: Así dice tu Dios:Recuerdo los tiempos antiguos, cuando me amabas como una joven esposa, cuando cumplías mis mandamientos con gran austeridad y entrega. El Pueblo cristiano estaba consagrado a Dios, por eso, la humanidad era su alegría. Todos los impíos, eran apartados, y la vergüenza caía sobre ellos.

Oráculo del Señor. Escuchad la Palabra del Señor, estirpe de Jacob, Y todas las familias de la estirpe de Israel.
Así dice el Señor: ¿Qué falta encontraron en mí vuestros antepasados, para alejarse de mí? Siguieron a dioses vanos y acabaron siendo vanidad.

A vosotros, que seguís la voz de vuestra conciencia, y a todo el Pueblo Cristiano, a vosotros os pregunta el Señor: ¿Qué hay en mi Ley, para que empezarais a alejaros de Mí y para que la abandonaseis? Os entregasteis a vuestros deseos vanos, alejándoos de Mí y por eso, vosotros mismos os volvisteis soberbios y vanidosos.

No preguntaban: “¿Donde está el Señor que nos sacó de Egipto, que nos condujo a través del desierto, tierra árida y agrietada, tierra de sequía y de tinieblas, tierra por donde nadie pasa, y en donde nadie vive?”

Se olvidaron de que el Señor los rescató del paganismo y de la idolatría; y que por eso los liberó de la esclavitud, apartándolos de las tentaciones del mundo, y encaminándolos a la tierra prometida, donde mana leche y miel, gracias a una vida de austeridad y de sacrificio.

Se guiaban por mi Santa Fe, que era la columna de fuego nocturna y la nube diurna, en el desierto. Para que no desfallecieran, los alimentaba con el maná, que simboliza el don supremo de Dios: La Santa Eucaristía, con el Arca de la Alianza que simboliza a mi Santa Iglesia Católica, camino que ya nadie escoge ni practica.

Yo os traje a un vergel y os di a comer sus frutos y sus bienes. Pero vosotros entrasteis y profanasteis mi tierra, convertisteis mi heredad en un lugar aborrecible.


Yo os conduje a una vida virtuosa y llena de alegrías, porqué mi yugo es suave y mi carga ligera, pero la probasteis y os olvidasteis de mis mandamientos, os comportasteis como mi pueblo Judío en el desierto, que añoraba las cebollas y los ajos que comía cuando era esclavo en Egipto. Ajos y cebollas, que simbólícamente hablando son todos vuestros vicios y apetitos desordenados.

Y por eso, mi heredad se transformó para vosotros en una carga aborrecible, y me abandonasteis.


Los Sacerdotes no preguntaban:”¿Dónde está el Señor?”, los guardianes de la Ley no me conocían; los pastores se rebelaron contra mí; Los profetas profetizaban en nombre de Baal, siguiendo a dioses inútiles.


Muchos Sacerdotes son incapaces de ver la ausencia de Dios, los defensores de los valores cristianos, se olvidan de Mí. Muchos de ellos se rebelan contra la ley de Dios. Los“progresistas” pregonan en nombre de Satán, dejándose guiar por ideales sórdidos y inútiles.


Por eso voy a seguir pleiteando contra vosotros, Oráculo del Señor, y pleitearé con los hijos de vuestros hijos.


Por estas razones, os seguiré interpelando, haciéndoos saber a vosotros, a vuestros hijos y hasta vuestros nietos, lo que os va a costar olvidaros de mis mandamientos, por eso seguirán habiendo guerras, terremotos y desgracias naturales. Oráculo del Señor.

Id hasta las costas de Chipre a investigar, enviad observadores a Cadar para informaros, a ver si ha sucedido algo semejante.

Investigad y veréis como los pueblos que profesan otras religiones, como los Musulmanes, los Budistas o los Hinduistas, son fieles a sus enseñanzas, a sus creencias y a sus tradiciones.

¿Acaso algún pueblo cambia de dioses?-y eso que no son dioses-pues mi Pueblo ha cambiado su gloria por dioses inútiles.Pasmaos de ello, cielos, temblad llenos de terror. 
Oráculo del Señor.

Mirad, y veréis como esos Pueblos creen en sus falsos dioses y como son fieles a sus mandamientos y a sus tradiciones.

LOS ÁNGELES DEL CIELO ESTÁN PASMADOS, Y VIENDO MI IRA, TIEMBLAN DE TEMOR, TODOS LOS PATRIARCAS, LOS PROFETAS, LOS SANTOS, LOS MÁRTIRES, Y LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, LA REINA DEL CIELO ESTÁN IMPLORANDO A DIOS,  PARA DETENER SU VENGANZA.

ORÁCULO DEL SEÑOR DIOS TODOPODEROSO







sábado, 3 de febrero de 2018

DE LA MISMA MANERA QUE CUANDO UN NIÑO VIENE AL MUNDO, DIOS HA PUESTO PARA NUESTRO NACIMIENTO EN EL MÁS ALLÁ, UNA MADRE ESPIRITUAL.


La Virgen María es Madre de Dios y también de la parte de la Humanidad que ha querido aceptarle por Madre espiritual, lo que se da solo en las Religiones Católicas Romanas y Ortodoxas, eso no quiere decir que los que no son de estas confesiones religiosas no la tienen por Madre, si cumplen con los mandamientos de la Ley de Dios, son hermanos de Jesús y por lo tanto tienen a María como Madre suya, aún sin ellos saberlo.

Lo que yo no comprendo es como se puede llamar hermanos nuestros a ciertos miembros de las numerosísimas sectas protestantes que están predicando ferozmente contra nuestra devoción a la Stma. Virgen María, yo los llamo únicamente "hermanastros". En una comunidad religiosa, cierto "Pastor" me argumentó que la Virgen María me iba a romper la cabeza con un bate de béisbol, por las alabanzas que le dedicaba en un comentario. Le dije que le tenía el mismo odio a María que Satanás, como buen hijo suyo que era, salió en su defensa una mujer que me maldijo, le dije que yo intentaba ser un espejo que reflejara la imagen de Dios, y que esa maldición le volvía por eso a Él, y se retransmitiría para ella. Dios les haya perdonado.

En el Cielo María es poderosa, interviene siempre a favor de sus hijos que la han venerado en la Tierra, nunca se pierde nada del cariño que le hayamos dispensando, en la Vida del Santo Cura de Ars, se puede leer que un suicida se arrepintió en el último momento, porque había llevado flores a la Virgen cuando su mujer rezaba el rosario, le dijo a su mujer que había ido desesperada a Ars, que estaba salvado y en el Purgatorio, solo por haberle llevado esas flores, y que había que rezar por él.

Cuando se apareció en Fátima dijo a los pastorcillos que había que rezar por los pecadores, y que mucha gente se condenaba porque nadie rezaba por ellos, recomendó añadir a las oraciones del Rosario la oración siguiente:

"Oh, Señor líbrádnos del fuego del Infierno, llevad todas las almas al Cielo, especialmente a las más necesitadas de vuestra Misericordia".

Hay que pedir insistentemente a María su protección de Madre, cuando nazcamos a la Vida Eterna y que sea nuestra abogada ante el Juicio de Dios. Es lo que repetimos cada día en el Santo Rosario: 

"Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pobres pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen!

SOLO EN EL CIELO VEREMOS CUANTAS ALMAS ARRANCÓ MARÍA DE LAS GARRAS DE SATANÁS, QUE TIENE SU CABEZA APLASTADA BAJO SUS PIES, Y COMO NO SE PERDIÓ NI UNA SOLA AVEMARÍA, QUE ELLA TIENE APUNTADA.







jueves, 1 de febrero de 2018

EL AMOR A DIOS ES EL DETERGENTE MÁS EFICAZ PARA BORRAR LOS PECADOS Y POR ESO ES EL MÁS IMPORTANTE YA QUE NOS ABRE LAS PUERTAS DEL CIELO,



Dios ha entregado su bien más preciado que es su Hijo
para evitarnos los horrores del Infierno a cambio.
Dios solo nos pide nuestro amor incondicional.



El famoso lema que dice que Amor con amor se paga se aplica para la relación espiritual entre el alma y su Creador. A Él le debemos todo lo que poseemos, nuestro cuerpo con sus 5 sentidos, nuestra comida, nuestro vestido y nuestro trabajo, solo por eso Dios merece nuestro más profundo agradecimiento,
Pero, al ser hijos de Adán, este nos trasmitió una enfermedad hereditaria, fruto del grave pecado de Soberbia que arraigó en su espíritu y en el de sus descendientes, pecado que es el causante de todos los sufrimientos de la humanidad, ya que deformó el espíritu de inocencia, impulsándole al egoísmo, al desprecio y al odio de su prójimo, que es lo que ocurrió con Caín que mató por envidia a su hermano Abel, fue el primer asesino de la Humanidad. 
Dios Todopoderoso y Misericordioso, sabiendo que este pecado de falta de amor, que se transformó en odio por el veneno de Satanás, imposibilitaba a las almas entrar en su Santo Reino, mandó a su Hijo como víctima expiatoria, para devolver al ser humano su dignidad perdida y hacerlo apto para ser un morador del Paraíso perdido. 
Por esa razón, como lo dice San Juan de la Cruz, además del agradecimiento que le debemos por habernos creado, le debemos también correspondencia con la sublimidad del Amor que es la Adoración y la entrega absoluta a sus mandamientos, ya que eramos esclavos de Satanás, y hemos sido redimidos por Él.
Para entrar en los Cielos tenemos que recobrar la Inocencia perdida, que es una tarea harta difícil, por eso Dios da toda una vida para conseguirlo, los que no lo consiguen tendrán que aprender a amar en la escuela del Purgatorio.




DE LOS CUADERNOS DE MARÍA VALTORTA
(21 de Octubre de 1.943)





Dice Jesús:
"Vuelvo a reanudar el tema de las almas acogidas en el Purgatorio... He dicho que las almas purgantes solo sufren por amor y expían con amor. Estas son las razones de este modo de expiación.
Si vosotros, hombres inconscientes, consideráis atentamente mi Ley en sus consejos y mandamientos, veis que gira totalmente alrededor del Amor, a Dios y al prójimo.
Es el primer mandamiento, Yo Dios, me impongo a vuestro amor reverencial con toda la solemnidad digna de mi Naturaleza respecto a vuestra nada: "Yo soy el Señor tu Dios".

Os olvidáis de ello demasiadas veces, hombres que os creéis dioses y, si no tuvierais en vosotros un espíritu vivificado por la Gracia, solo seríais polvo y podredumbre, alimañas que unís a la animalidad la astucia de la inteligencia poseída por la Bestia, que os hace cometer obras de animales, peor que de animales: de demonios.
Decíoslo  mañana y noche, a medio día y a media noche, cuando coméis, cuando bebéis, cuando vais a dormir, cuando os despertáis, cuando trabajáis, cuando descansáis, decíoslo cuando amáis, cuando contraéis amistades, cuando mandáis y cuando obedecéis, decíaoslo siempre:  "Yo no soy Dios. La comida, la bebida, el sueño, no son Dios. El trabajo, el descanso, las ocupaciones. las obras de genio, no son Dios. La mujer, o peor las mujeres no son Dios. Las amistades no son Dios. Los superiores no son Dios. Uno solo es mi Señor que me ha dado esta vida para que con ella merezca la Vida eterna, que me ha dado vestidos, alimentos, moradas, que me ha dado el trabajo para que me gane la vida, la genialidad para que de muestra de ser rey de la Tierra, que me ha dado capacidad de amar y criaturas para amar "con santidad" y no con concupiscencia, que me ha dado el poder, la autoridad para que los convierta en medios de santidad y no de condenación.

Yo puedo hacerme semejante a Él porque Él lo ha dicho: "Dioses  soy", pero solo si vivo su Vida, esto es: su Ley, pero solo si vivo su Vida, esto es su Amor. Uno solo es Dios; Él, yo soy su hijo y súbdito, el heredero de su reino. Pero si desierto y traiciono, si me creo un reino mío en el que quiero ser Dios humanamente, entonces pierdo el verdadero Reino y mi condición de hijo de Dios decae y se degrada al de hijo de Satanás, porque no se puede servir  a la vez el egoísmo  y el Amor, y quien sirve al primero sigue al enemigo de Dios y pierde el Amor,  o sea, pierde a Dios.

Quitad de vuestra mente y de vuestro corazón todos los falsos dioses que os habéis colocado, comenzando por el dios de barro que sois vosotros mismos cuando no vivís en Mí Acordáis de cuanto me debéis  por cuanto os he dado - y más os habría dado si no hubierais atado las manos a vuestro Dios con vuestra forma de vida - lo que os he dado para cada día y para la vida eterna, Para esta, Dios os ha dado a su Hijo, para que fuera inmolado como cordero sin mancha y lavase vuestras deudas con su Sangre, y no hiciera así como en los tiempos Mosaicos, recaer la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la cuarta generación de los pecadores, que son "quienes me odian" porque el pecado es ofensa a Dios y quien ofende odia.

No alcéis otros altares a dioses no verdaderos. Tened sólo y exclusivamente al Señor Dios vuestro, y no en altares de piedra, sino sobre el altar vivo de vuestro corazón. Servidle a Él y ofrecerle verdadero culto de Amor, de Amor, de Amor, hijos que no sabéis amar, que decís, decís, decís palabras de oración, solo palabras, pero que no hacéis del amor vuestra oración, la única que agrada a Dios.

Recordad que un verdadero latido de amor, que suba como una nube de incienso de las llamas de vuestro corazón enamorado de Mí, tiene para Mí un valor infinitas veces mayor que miles y miles de oraciones y ceremonias realizadas con el corazón tibio o frío. Atraed mi Misericordia con vuestro amor. ¡Si supierais que activa es grande es mi Misericordia hacia quien me ama! es una ola que pasa y lava cuanto constituye mancha en vosotros. Os da una estola cándida para entrar en la Ciudad santa del Cielo, en la que la Caridad del Cordero que se ha dejado inmolar por vosotros resplandece como el sol.

[...] El amor que no habéis sabido profesarme en la Tierra me lo tenéis que dar en el Purgatorio. Por eso os digo que el Purgatorio solo es sufrimiento de amor.
Durante toda la vida habéis amado poco a Dios en su Ley. Os habéis echado a la espalda la idea de Él, habéis vivido amando a todos y amado poco a Él. Es justo que, no habiendo merecido el Infierno y no habiendo merecido el Paraíso, os lo merezcáis ahora encendidos de caridad, ardiendo por cuanto habéis sido tibios en la Tierra. Es justo que suspiréis durante miles y miles de horas de expiación de amor, lo que no habéis suspirado  miles y miles de veces en la Tierra por Dios, finalidad suprema de las inteligencias creadas. A cada vez que habéis vuelto las espaldas al Amor, corresponden  años y siglos de nostalgia amorosa. Años y siglos según la gravedad de vuestra culpa,

Estando ya seguros de Dios, conocedores de su suprema belleza por el fugaz encuentro del primer juicio, cuyo recuerdo tenéis con vosotros para haceros aún más viva el ansia de Amor, suspiráis por Él, lloráis su lejanía, os lamentáis y arrepentís de haber sido vosotros la causa de tal lejanía y os hacéis cada vez más permeables a ese fuego encendido de la caridad a ese supremo bien.
Cuando, por las oraciones de los vivientes que os aman, los méritos de Cristo son lanzados como esencia de ardor en el fuego santo del Purgatorio, la incandescencia de amor os penetra más fuerte y más adentro, y entre el resplandor de las llamas, cada vez se hace más lúcido en vosotros el recuerdo del Dios visto en aquel instante.

Así como en la vida de la Tierra cuanto más crece el amor, más sútil se hace el velo que cela al viviente de la Divinidad, del mismo modo en el segundo reino cuanto más crece la purificación, y por ello el amor, más cercano y visible se hace el rostro de Dios. Ya trasluce y sonríe entre el centelleo del santo fuego. Es como un sol que cada vez se acerca más, cuya luz y calor anulan cada vez más la luz y el calor del fuego purificante, hasta que, pasado del merecido y bendito tormento del fuego al conquistado y bienaventurado alivio de la posesión pasáis de llama a Llama, de luz a Luz, salís para ser luz y llama en Él, Sol eterno, como chispa absorbida por una hoguera y como un candelero arrojado en un incendio.

¡Oh! gozo de los gozos cuando os encontréis elevados a mi Gloria, pasados de ese reino de espera al Reino del Triunfo, ¡Oh, conocimiento perfecto del Perfecto Amor!
Ese conocimiento, María, es misterio que la mente puede conocer por voluntad de Dios, pero que no se puede describir con palabras humanas. Cree que merece la pena sufrir toda una vida para poseerla desde el momento de la muerte, Cree que no hay caridad mayor que  procurarla con las oraciones a quienes amaste en la Tierra y que ahora comienzan su purificación en el amor, a quienes en vida tantas y tantas veces cerraron las puertas del corazón.

Ánimo, bendita a quien son desveladas las verdades escondidas. Actúa, obra y sube. Por ti misma y por quienes amas en el más allá.
Deja consumar en el amor el estambre de tu vida. Vierte tu amor en el Purgatorio para abrir las puertas del Cielo a quienes amas.
Serás bienaventurada si sabes amar hasta la incineración de cuanto es débil y pecó, Los Serafines salen al encuentro del espíritu purificado con la inmolación del amor y le enseñan el "Sanctus" eterno para cantar al pie de mi Trono".
                             






miércoles, 31 de enero de 2018

DESVELADAS LAS TÁCTICAS DE SATANÁS PARA APODERARSE DE LAS ALMAS

LA IGLESIA MILITANTE
(AHORA LLAMADA IGLESIA PEREGRINA)

Sed, Oh Jesús presente en la Eucaristía,
la alegría, la felicidad, de toda mi vida
(Padre Lerreyve)




El mejor seguro contra las asechanzas de Satanás: la Sagrada Eucaristía


        En el mundo actual, he encontrado toda una serie de personas, y lo más grave, consagrados, que no creen ni en las posesiones, (que dicen que son enfermedades mentales), ni en los exorcismos (que dicen que ¡son debidos al efecto placebo!). No hay duda alguna de que estos individuos nunca sufrieron persecuciones como son ataques indirectos,  situaciones en las cuales, el demonio aterroriza a los que aman a Dios, porque son las voces que predican su Doctrina con Santo temor, sin hablar de los ataques directos como los que sufrieron los grandes Santos como S. Pablo, S. Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, el Santo cura de Ars, el Padre San Pío de Pietrelcino, y tantos más.

       Son individuos pues, sin emitir juicio alguno, solo por pura lógica, que no solo no han recibido ningún ataque indirecto, ni directo, pero que además, tampoco han estado sometidos a grandes tentaciones, ya que para ser Santos, hay que sufrir la persecución de Satanás, y aún así, mantenerse fieles. Como está escrito al final de este escrito de los Cuadernos de Mª Valtorta de 1.944.

            Lo que sí es de sobra conocido, es que el enemigo ataca a los Santos porque no los tiene a su alcance, queriendo apoderarse de ellos para apenar a Dios, y deja tranquilo a los mediocres porque los tiene a su merced, por eso los primeros creen firmemente en la acción del demonio, y los otros no.



De  los cuadernos de Mª Valtorta
(Dictado del 19-9-1.944)


                 Dice Jesús respondiendo a ciertas reflexiones mías:

              “Lucifer es inteligentísimo, además de ser astuto, emplea la astucia para urdir asechanzas, pero emplea la inteligencia para pensar si puede arruinar a una criatura y cuándo y cómo puede hacerlo y por lo tanto apenarme. Puedes estar segura que jamás derrocha su tiempo.

               Y como tiene mucho que hacer en la numerosa población del globo, por más que sea omnipresente en la Tierra y por más que la exigua atención del hombre y su escasa voluntad hacia el bien conviertan la ya enorme potencia de Lucifer en casi omnipotencia sobre las criaturas, tiene que calcular bien su tiempo, y no perder un minuto para trabajar con provecho. Con el nefasto provecho de colmar sus cofres infernales con los tesoros que le roba a Dios, es decir, las almas.

              En verdad, es un incansable trabajador. En lo alto, el Incansable obra el bien para vosotros. En las profundidades, el incansable obra el mal para vosotros. Y en verdad te digo que este es más afortunado que Dios. Sus conquistas son más numerosas que las mías. Más como puedes comprender bien por la premisa, aun siendo astuto e inteligente, estando tan atareado no puede concederse el lujo de ocuparse de todos en igual medida. Y no se lo concede.

             ¡Oh, aunque lo sea en el ámbito del mal, es un asceta de la idea que persigue, está entregado por completo a ella, no se distrae, no se aviene a transacciones ni a desfallecimientos ni a postergaciones! ¡Oh, hombres, si vosotros fuerais en cuanto al  bien lo que es Satanás en cuanto al  mal! Más no lo sois.

              Cuando una criatura nace a la inteligencia, Lucifer se ocupa poco de ella; se limita a observarla escudriñándola como a un probable chivo de su rebaño infernal en el futuro. Pero a medida que la criatura comienza a saber pensar, a saber emplear su voluntad, es decir cuando ya ha pasado los siete años, Lucifer aumenta sus atenciones y empieza su adoctrinamiento.

             El  ministerio angélico instruye y conduce a los espíritus con palabras de luz. El ministerio satánico instruye e instiga a los espíritus con palabras de tinieblas. Es una lucha interminable. Que venza o pierda el uno, que venza o pierda el otro, el ángel de la luz y el ángel de las tinieblas combaten en torno a un espíritu hasta el último minuto de su vida mortal, para arrebatarse recíprocamente la presa, el uno para devolvérsela a su Señor, en la Luz, luego de haberla tutelado por todo su día terrena; el otro para arrastrarla en las tinieblas si, por último la victoria fue suya.

              Mas entre esos dos que combaten, hay otro ser que, en el fondo es el personaje más importante: está el hombre por el cual los dos combaten. Está  el hombre libre de seguir su voluntad y dotado de inteligencia y razón, munido de la fuerza incalculable de la Gracia, que le han concedido en el Bautismo y que los Sacramentos le mantienen y le aumentan.

             Como tú sabes, la Gracia es la unión del alma con Dios. Por este motivo tendría que daros una fuerza tal que os hiciera inaferrables e incorruptibles ante las insidias y corrupciones satánicas, puesto que la unión con Dios tendría que convertiros en semidioses. Más para permanecer siendo tales hay que quererlo; hay que decirle a Satanás y a sí mismos: “Yo pertenezco a Dios y quiero ser solo de Dios”. Por eso es necesario obedecer los preceptos y consejos; por eso es necesario un esfuerzo continuo para seguir, perseguir, conquistar el bien, un bien cada vez mayor; por eso es necesario observar absoluta fidelidad y constante vigilancia; por eso es necesario heroísmo para vencerse a sí  mismos y vencer lo exterior, frente a las seducciones de la concupiscencia trina y en sus múltiples aspectos.

              Pocos, muy pocos, excesivamente pocos, saben hacer estas cosas. Entonces, ¿qué pasa? Entonces, Satanás se ocupa poco de ellos, que pueden ser capturados fácilmente, cuando él lo quiera y que, una vez capturados, se encuentran inertes, sin intentar huir. Actúa con ellos como el gato con el ratón. Les coge,  les aprieta un poco, les aturde y luego los deja, limitándose a propinarles un nuevo zarpazo, un nuevo mordisco, si advierte la señal de una tímida fuga. Pero hace sólo eso. Sabe que son “suyos” y no pierde mucho tiempo por ellos ni usa mucha inteligencia.

             ¡En cambio con los “míos”, con los “míos” es otra cosa! Los “míos” son la presa que aguijonea sobremanera su hambre maligna. Son los “inaferrables”. Y Satanás, como un cazador experto, sabe que es meritorio capturar la presa difícil. Son la “dicha” de Dios y Satanás festeja mucho cuando puede darle un dolor a Dios, cuando puede ofenderle y desilusionarle. Vive de odio. Del mismo modo que Dios vive de Amor. Él es el Odio así como Dios es el Amor  El odio es su sangre así como el Amor es la mía. He aquí por qué multiplica los cuidados y la vigilancia en torno a uno que es “mío”.

             Entrar en una fortaleza desmantelada es un juego de niños. No le interesa al cruel  rey del Infierno. Le interesan las fortalezas de Dios, las rocas puras y lisas, límpidas como el cristal, resistentes como el acero, que llevan esculpido en todas partes, aún en las honduras más profundas, el Nombre más Santo: el nombre de Dios. Es más propio de esas profundidades, el nombre filtra como un fluido que emana desde lo íntimo hacia el exterior. Es el nombre que aman, que sirven, que pronuncian, con el espíritu en adoración, a cada latido de su corazón. Por eso el gozo de Satanás consiste en cogerles, en cogeros, en arrebataros a Mí, en borrar ese Nombre de vuestro ser Trino, hecho de espíritu, carne y razón, y hacer de vosotros que sois las flores de mi jardín, inmundicia para su infierno y luego reír, arrojando su risa blasfema contra el  trono divino, reír por su victoria sobre el hombre y sobre Dios.

              Cuanto más sois “míos”, más se empecina en haceros suyos. Y como en vosotros existe una voluntad y una vigilancia asiduas, él, el Astuto, no os sigue y persigue con el método que emplea para los demás. Por el contrario, os ataca a traición, manteniendo distancias cada vez más largas, en los momentos más imprevisibles y con los motivos más inesperados. Se aprovecha del dolor, de la necesidad, del abandono, de las desilusiones y se abalanza como una pantera sobre vuestra desconsolada debilidad, sobre vuestra atónita debilidad de ese momento, con la esperanza de venceros esta vez, para rehacerse de todas las veces que le habéis vencido.

           ¿Cuáles son sus medios? Son infinitos. ¿Cuál es su método? Es uno solo: la dulzura benévola, engañosa, la palabra meditada y calma, la apariencia de un amigo que ayuda, que está dispuesto a ayudar.

              ¿Ya has sufrido estos asaltos? Los sufrirás aún, serán numerosos y cada vez más astutos. ¡Oh, qué rencor hacia Mí y hacia ti! Cada vez más sufrirás estos asaltos y serán tan sutiles que lograrán engañar hasta el más listo. Quiero decir “listo” desde un punto de vista humano pues, ¡sonríe, oh alma que amo!, la sencillez que está impregnada totalmente de Dios, y que así se conserva, es impenetrable a cualquier sutileza.

              Los asaltos herirán tu carne. Mas la cicatriz que marca la carne representa el  honor del soldado y afirma: “Esta señal es la prueba de una batalla viril”. Y cuanto más la carne del soldado está marcada por estas señales, tanto mas el mundo se inclina ante ese valiente. En las batallas espirituales sucede lo mismo. Y vuestras heridas, que no dañan el espíritu sino que cubren de livor solamente la envoltura del espíritu-rey, constituyen vuestro honor. Y por ellas seréis honrados en el Cielo.

              En verdad te digo que llamáis “mártires” sólo a los que perecieron por obra de los tiranos. Pero lo son todos mis santos, porque para ser santos debieron sufrir la persecución de Satanás y aún así, mantenerse fieles. ¡Gloria a los que vencen! Las palmas celestes son para vosotros”.